Tu propósito para el 2016 es perder peso?

Tu propósito para el 2016 es perder peso?

Deseamos tener una talla menos, usar esas prendas que nos encantan pero que no nos gustan en nuestro cuerpo… pero los excesos de Navidad desdibujan aún más nuestras expectativas de sentirnos bien cuando nos miramos al espejo. ¿Cómo lograrlo? Hoy Centro Cosmético de Occidente te lo dice!

Queremos cuidarnos pero nos cuesta resistirnos al dulce, nos pasamos en las comidas fuera de casa y el cansancio tras el trabajo nos hace tirar más por la comida preparada que invertir tiempo en la cocina. Es momento de pasar a la acción y dejar atrás los remordimientos. ¿Por dónde empiezo?

Organización

Escribe qué comerás cada día, incluyendo qué te llevarás como snack para el trabajo o qué comerás antes de ir al gimnasio. Si tienes que dejar la comida preparada el día de antes, sé realista teniendo en cuenta cuánto tiempo tendrás para cocinarlo.

No pases hambre

En muchas ocasiones, nos abocamos a la dieta con tanto ahínco que comenzamos llevando una dieta excesivamente frugal: casi no desayunamos, hacemos la jornada de trabajo con escaso sustrato energético, comemos una ensalada y cenamos una manzana. Esto no es saludable ni sostenible en el tiempo, pues tardaremos poco en sucumbir y comer desesperadamente toda clase de alimentos calóricos. Si por el contrario hacemos comidas frecuentes, pequeñas y saludables, nos mantendremos saciados todo el día, con energía y vitalidad. Cumple con las 5 comidas diarias, yendo de más a menos: desde desayunos completos y saludables hasta cenas ligeras y digestivas.

Los clásicos nunca fallan

Sí, seguimos insistiendo en beber suficiente agua, ingerir mucha fibra y practicar toda la actividad física posible. Así como compramos las prendas de ropa que definen la tendencia de la temporada para estar a la última, estos tres consejos forman parte de los must have de la nutrición.

Encuentra tu umbral de saciedad

Detecta tu límite para sentirte saciada sin llegar a sobrecargar tu estómago. Si somos capaces de controlar la cantidad que ingerimos, multiplicaremos los resultados de nuestros esfuerzos por controlar nuestra talla. Entrégate a la salud de la dieta mediterránea. Reduce el consumo de carnes y embutidos, sustituyéndolos por más pescado, verduras, frutas y legumbres (¡Ojo! podemos comer legumbres -son muy saludables- de manera equilibrada, por ejemplo, en ensaladas).

Ayudas naturales

Reforzando la ingesta de ciertos nutrientes y fitoquímicos de origen natural que nos proporcionan los complementos alimenticios, podemos conseguir más salud y un mejor control de nuestro peso, así como una reducción de la grasa corporal. Es muy importante que los adquiramos en farmacias, ya que gozan de mayor calidad, seguridad y eficacia.

Déjate asesorar

Todo este camino hacia nuestro peso ideal se hace mucho más llevadero, efectivo y seguro en manos de un nutricionista. Se trata del profesional que mejor nos puede aconsejar sobre estrategias dietéticas adaptadas a nuestra situación particular, indicándonos qué alimentos tomar en cada momento, con un seguimiento de mediciones antropométricas avanzadas y recomendación sobre los complementos alimenticios a ingerir. Las revisiones periódicas nos servirán para reajustar la estrategia, motivarnos y reforzar nuestro compromiso con nuestra salud y bienestar.

Más artículos como este en:

www.cosmohispano.com

No Comments

Post A Comment