Ortorexia: obsesion por comer alimentos saludables

Ortorexia: obsesion por comer alimentos saludables

Con el paso del tiempo los tipos de trastornos alimenticios van en aumento, debido a la gran influencia que los medios tienen sobre las mujeres (principalmente). Hoy Centro Cosmético quiere hablarte sobre uno de ellos: la ortorexia.
Dentro de los trastornos alimentarios se incluye la ortorexia: la obsesión por consumir solamente alimentos que la persona considera saludables. Aunque en un primer momento puede parecer que no se trata de algo de riesgo, como toda obsesión o extremo, puede resultar peligroso.
Este trastorno puede afectar a cualquier persona, de cualquier sexo y edad, aunque por lo general aquellos que son más exigentes consigo mismos, y altamente preocupados por su físico, son los más vulnerables y propensos a desarrollar este comportamiento.
Así también, dentro del patrón psicológico se incluye un carácter estricto y una necesidad de llevar el control de sus vidas y de todo lo que los rodea. Esta obsesión por lograr la perfección en el aspecto físico lo emparenta, claramente, con la anorexia y la bulimia. Las personas que sufren de un trastorno obsesivo – compulsivo en algún grado, así como los que sufren o han sufrido anorexia nerviosa, tienen mayor riesgo de caer también en la ortorexia.
Efectos de la ortorexia
No solo puede traer problemas en la salud del paciente, sino también en su vida social: al tener restringido el número de alimentos que se permiten, su menú se ve reducido y debe ser planeado con antelación, además, se les complica comer afuera y la asistencia a eventos sociales como cumpleaños, bautismos, bodas, etc. Por ello, tienden a rehuir a este tipo de encuentros y a aislarse más socialmente.
En caso de que transgredan sus propias normas, el sentimiento de culpabilidad agrava más el problema y los lleva a la frustración. Su obsesión va incluso más allá de la comida en sí, e incluye la forma en que se prepara y cocina la comida, a los utensilios y recipientes empleados para ello, etc.
Si bien optar por alimentos bajos en grasas, sin aditivos o conservantes, orgánicos y frescos, no está mal, el ortoréxico lo lleva a un extremo absurdo y puede atentar contra su propia nutrición y salud. Suelen presentar déficit de ciertos nutrientes y llevarlos a trastornos más o menos graves, como la anemia, carencia de vitaminas y/o minerales, osteoporosis, baja en las defensas, entre otros.
La ortorexia supone un problema y angustia en quien la padece, además, puede llevarlo a no consumir alimentos cuando no los considera adecuados, de aquí que, en casos extremos, pueda ser considerada tan peligrosa como la anorexia.
Encuentra este artículo en: www.nosotras.com

No Comments

Post A Comment