Errores típicos en el cuidado del cabello

Errores típicos en el cuidado del cabello

Hay ciertos errores en el cuidado del cabello que son bastante frecuentes y que será mejor evitar para tener un pelo bonito y sano. Hoy Centro Cosmético te cuenta algunos de estos hábitos malos para que no los cometas y luzcas una cabellera espectacular.

  1. Pasar el secador demasiado cerca: Un error frecuente es pegar la boquilla del secador al pelo, lo que puede dañar tu pelo y generar más encrespamiento. La fibra capilar es muy delicada y se quema con facilidad. Lo recomendable es mantener una distancia prudencial de al menos 15 centímetros. Y no olvides que antes de pasar el secador se deberá proteger el pelo del calor con algún producto específico.
  2. Usar acondicionador y mascarilla juntos: Por muy seco o dañado que se tenga el cabello, no tiene sentido aplicar acondicionador y mascarilla en un mismo lavado. Después de lavar el pelo, la cutícula de las fibras capilares queda abierta, por lo que dejará penetrar fácilmente el tratamiento que se aplique a continuación. No obstante, sucede que tanto el acondicionador como la mascarilla sellan la cutícula, no permitiendo esta penetración y dejando el producto en la superficie, engrasando el cabello.
  3. Desenredar el pelo cuando está demasiado mojado: No conviene tratar de desenredar el pelo cuando está muy mojado, ya que se torna más frágil. Lo recomendado es secarlo bien con una toalla para sacar el exceso de agua, hasta dejarlo solo húmedo, y entonces sí desenredarlo. Tampoco conviene hacerlo en seco, ya que ocasionaría encrespamiento y electricidad estática. El consejo es comenzar a desenredar por las puntas e ir subiendo de a poco, a medida que se vayan eliminando los nudos.
  4. Abusar del aceite reparador de puntas: Si bien el aceite reparador de puntas es una excelente forma de combatir las puntas abiertas y nutrirlas, habrá que aplicarlo en su justa medida. Si te pasas en la cantidad solo engrasarás el cabello y lo dejarás deslucido. Utiliza en una pequeña dosis (del tamaño de una almendra será más que suficiente) y ve aplicando con cuidado por partes.
  5. Aplicar el tinte de la raíz a las puntas de una sola pasadaSi te haces un tinte en tu casa, deberás comenzar por las puntas, y terminar por las raíces. Si lo haces al revés, corres el riesgo de terminar con distintos tonos en el pelo, ya que debido a la temperatura corporal del cuero cabelludo, el producto actúa más rápidamente y penetra más en la fibra capilar.

Encuentra este artículo en: www.nosotras.com

No Comments

Post A Comment