3 mascarillas caseras para el cabello seco y dañado

3 mascarillas caseras para el cabello seco y dañado

Recupera la vida de tu melena con las siguientes mezclas cargadas de nutrientes que hoy en Centro Cosmético te compartimos ¡Son una maravilla!

Una cabellera apagada y maltratada solo significa una cosa: ¡auxilio! Y no debes pasar por alto esta señal, ya que se puede desgastar (hasta quebrarse) y no te quedará más que hacer un corte radical. Para estas emergencias, lo mejor es darle un momento de relajación a tu pelo y consentirlo una vez por semana con alguna de estas mascarillas caseras, dependiendo tu problema.
¿Lista para renovar tu cabello?

REQUESEDAD Y FALTA DE BRILLO

La contaminación y la radiación solar dañan muchísimo el pelopero, si a esto le sumas los tratamientos como tintes planchados, seguramente lucirá totalmente apagado.

La solución para devolverle la vida, es mezclar en un recipiente el puré de un aguacate, 150 ml de yogur y una cápsula de vitamina E hasta formar una pasta. Una vez que la tengas, distribúyela a lo largo del cabello mediante suaves masajes y deja actuar por 15 minutos. Luego, lava el cabello con shampoo y no olvides poner acondicionador.

PUNTAS ABIERTAS

No dejes que este problema se apodere de toda tu melena. Mejor, pon en la licuadora 2 cdas de aceite de almendra, 3 cdas de aloe vera y un puño de fresas lavadas y sin hojas. Tritura los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea y después, aplícala en todo el cabello (prestando más atención de medios a puntas) y finaliza colocando un gorro de baño para que la mascarilla actúe profundamente durante 30 minutos. Enjuaga con agua tibia y verás como el pelo recupera su salud y elasticidad.

FRIZZ Y ENCRESPAMIENTO

La sensación de un cabello áspero y esponjado es muy molesta, pero combatirla no es imposible siempre y cuando dispongamos de los nutrientes adecuados. Para lograrlo, pon en un bol 2 huevos, 2 cdas de miel y 2 cdas de aceite de oliva. Revuelve hasta que los componentes se integren y luego, pon la mezcla sobre la cabellera limpia y húmeda para que absorba todos los activos. Retírala con agua fría después de media hora y seca el pelo a toques ligeros con la toalla. El aceite de oliva funciona como un poderoso humectante, el huevo repara las células y la miel aporta suavidad que, en conjunto, hará que no sufras de frizz en todo el día.

Encuentra este artículo en www.glamour.mx

No Comments

Post A Comment